Actualidad

Las artes en la era del coronavirus

Teatro Luis Poma - viernes, mayo 22, 2020


Por Hazel Herrera/Fotografías René Figueroa 

El arte está estrechamente ligado a la humanidad. Las diversas ramas artísticas permiten al ser humano expresarse y se desempeñan como un mecanismo comunicacional.  A través de su obra el artista transmite emociones, mensajes e invita a reflexionar sobre la vida en general.

El papel de las artes en la sociedad siempre ha sido un reflejo de la cultura humana. Gracias a ella se ha podido transmitir conocimientos culturales de generación en generación. Este conocimiento subjetivo de un pueblo o un artista se transforma en un conocimiento universal porque apela a las emociones e invita a cada espectador a reflexionar sobre los diferentes problemas sociales a lo largo de la historia

Durante este confinamiento a causa del Covid-19 nos hemos dado cuenta - más que nunca- que nos alimentamos de las artes. Es posible que día con día, una obra de teatro, un concierto, una pintura o una película haya estado presente en la cotidianidad.  En esta cuarentena, no solo hemos sobrevivido con alimento, sino con elementos inherentes a nuestra humanidad: las artes.

Se han modificado nuestras rutinas y eso nos ha expuesto a una búsqueda de nuevos estímulos. A través de la lectura, la pintura o las artes escénicas vía streaming hemos tenido tiempo para reflexionar acerca de lo necesario que se vuelve el arte en nuestra vida.

Con todo el caos que implica la pandemia, el sector artístico no se ha quedado quieto, el artista necesita crear, comunicar y ha buscado las diferentes maneras de llegar al público. Con esta iniciativa, ha logrado menos masividad y de cierta forma un contacto más personal con el público. Los artistas no han dejado de crear, con todos los obstáculos que eso implica en tiempo de pandemia.


Es importante tener presente, que este sector fue uno de los primeros en cerrar sus puertas, provocando grandes pérdidas y será el último en regresar a la “normalidad”. El cierre de espacios artísticos no solo ha causado pérdidas monetarias, sino que cancelaciones de nuevas producciones, proyectos que se han quedado a la deriva y mucha incertidumbre de cómo y cuándo se volverá a reactivar.

En otros países la cultura y las ramas artísticas están entre los bienes de primera necesidad. En El Salvador falta mucho para llegar a ello.

En Alemania la ministra de cultura Monika Grütters anunció que no dejará al sector artístico y cultural “estancado” e incluyó a la cultura en el rescate financiero programado por el Gobierno. Además, presentó una serie de medidas concretas de apoyo y asistencia liquidez para disminuir los efectos de las medidas de emergencia que afecta a los eslabones más débiles del sector artístico.

Este sector artístico que, durante la pandemia ha conseguido que nuestro encierro sea enriquecido con sus diversas propuestas, no puede volver a ser olvidado e invisibilizado como casi siempre ha sido. Para los ciudadanos, teatreros, escritores, cineastas, músicos, pintores, -y cualquiera relacionado a las ramas artísticas- es un momento decisivo para reflexionar sobre la necesidad de colocar a las ramas artísticas en una arista vital de nuestro desarrollo personal y profesional.

Después de varios años en que las artes -especialmente las artes escénicas- han sido vistas como simple ornamentos prescindibles y presentadas así por los medios de comunicación en masa. Esta crisis podría representar el momento ideal para reivindicar las artes en El Salvador. Las ramas artísticas y la cultura no son un lujo. Hay que decirlo en voz alta y practicarlo como sociedad.

Comentarios
El anuncio no tiene comentarios.
Comentario del Post



Captcha Image



Teatro Luis Poma - Tel: (503) 2210-3828 - Todos los Derechos Reservados 2019 Términos de Usos | Declaración de Privacidad | Powered by: Markcoweb